Comenzaremos en este post a describir y aclarar algunos conceptos de la normativa asociada a los tramites tratados en este blog.
El primer concepto a tratar es el de Coeficiente de Constructibilidad, definido en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción de la siguiente manera:

número que multiplicado por la superficie total del predio, descontadas de esta última las áreas declaradas de utilidad pública, fija el máximo de metros cuadrados posibles de construir sobre el terreno.

Es decir, corresponde a la superficie máxima a construir representada a través de un factor, el cual se calcula de acuerdo al siguiente ejemplo:

Coeficiente de Constructibilidad – ejemplo

(click sobre la imagen para agrandar)

Tenemos un terreno de 100 m2 en el cual existe una superficie total construida de 65 m2.
Para calcular el Coeficiente de Constructibilidad entonces dividimos la superficie total construida por la superficie del terreno.

constructibilidad-2

El resultado entonces es 0.65, que corresponde a nuestro Coeficiente de Constructibilidad, el cual debe estar siempre por debajo del que se nos exige.

La Normativa que rige sobre el predio nos permite un Coeficiente de 1.0, lo que nos indica que el máximo construible es de 100 m2, correspondiente a la superficie del terreno. No obstante esta superficie no siempre es permitida en el primer piso, sino que debe estar repartida en el total de los niveles construidos y respetando las normas de rasantes, antejardín y distanciamientos.

 

CONTÁCTENOS