La subdivisión de terrenos o predios esta definida en la Ordenanza General de la siguiente manera:

“proceso de división del suelo que no requiere la ejecución de obras de urbanización por ser suficientes las existentes, cualquiera sea el número de sitios resultantes”

Este proceso consiste en la partición de un terreno en un número de lotes menores en superficie. El numero de lotes resultantes esta limitado por el Plan Regulador respectivo, de acuerdo a la Superficie Predial Mínima.
En este ejemplo simple tenemos un terreno original de 450 m2 el cual ha sido subdividido en 3 terrenos iguales de 150 m2. Como se aprecia en la imagen, el polígono original (ABCD) se conserva en cuanto a sus vértices y su nombre, que corresponde también a su numero de rol y numero de dirección, los nuevos lotes deben señalarse con la nueva numeración y sus roles respectivos.


Imagen: Ejemplo Subdivisión.
Terreno original y el resultado de su subdivisión en tres terrenos de igual superficie.

Respecto a las obras de urbanización, estas serán suficientes cuando el proyecto no contemple la apertura, ensanche o prolongación de vías publicas y el predio no este afecto a utilidad publica.
Los deslindes y la superficie de los lotes pueden ser rectificados por un plano de levantamiento topográfico,  que debe ser identificado en la declaración jurada del propietario que forma parte de la solicitud.

Una vez aprobada la subdivisión, esta no requiere ser recepcionada, por lo que la resolución tiene efecto inmediato en el terreno, por lo que los lotes nuevos pueden ser enajenados a partir de la inscripción de la resolución de subdivisión en el Conservador de  Bienes Raíces.

Para solicitar la subdivisión de un predio se debe presentar en la Dirección de Obras el Formulario 3.3 de Solicitud de aprobación de-subdivisión, fusión, urbanización, loteo, loteo con construcción simultánea. Este lo puedes descargar directamente aquí.

CONTÁCTENOS