La Ley del Mono 2008 estuvo vigente hasta el año 2011, y estos eran los requisitos para acogerse a ella. Para que una vivienda o ampliación se enmarcase dentro de las disposiciones de la Ley 20.251 o ‘Ley del Mono 2008’ debía cumplir con los siguientes requisitos:

Según el Articulo 1º
– Valor de Tasación no mayor a 520 UF.
– Superficie total edificada no superior a 140 m2.
– Fecha de construcción anterior al 4 de marzo de 2008.
– No poseer denuncias o reclamos por incumplimiento de normativas urbanísticas en los Juzgados de Policía Local o Dirección de Obras respectivo.
– No tener recepción final.

Según el Articulo 2º
– Valor de Tasación total, incluidas las ampliaciones, no mayor a 400 UF.
– Superficie ampliada no superior a 25 m2.

Cumplidos estos requisitos, se daba comienzo a la regularización o tramitación municipal, para lo cual era necesario contar con los siguiente antecedentes:

– Solicitud de Permiso y Recepción Simultanea.
– Certificado de Avalúo Fiscal con desglose de terrenos, para vivienda social.
– Especificaciones Técnicas Resumidas.
– Formulario Estadísticas Edificación INE.
– Declaración Jurada Simple, donde se declare que el propietario no cuenta con denuncias relacionadas a normas urbanísticas, y además declare que la propiedad posee una antigüedad anterior al 04.marzo.08.

Actualización 2016: Esta Ley ya terminó su vigencia, para conocer los detalles de la Ley del Mono vigente desde febrero de 2016 hasta febrero de 2019 revise este enlace.